Alienación Parental

Alienación Parental

La alienación parental se puede superar, pero se necesita ayuda.

La Alienación Parental sucede cuando uno de los progenitores manipula al hijo en común para que éste odie al otro progenitor. Con este despiadado método consigue que se vayan destruyendo de forma progresiva los vínculos con la otra parte.

Las consecuencias de la Alienación Parental son devastadoras para el progenitor e hijo alienados. Solamente aquellos que lo han sufrido pueden llegar a comprender el inmenso trastorno psicológico y emocional que supone. Y es que tiene que ser desolador ver como aquel bebé que con tanta ilusión concibió y que durante una etapa de su vida le miraba con veneración y respeto, el mismo que creía ver en usted un ejemplo a seguir, hoy es una persona que injustamente le teme, le esquiva, le desprecia e incluso le insulta.

En esta coyuntura siempre hay dos víctimas. Una es el progenitor alienado, que ve con estupefacción cómo nacen en su hijo sentimientos negativos hacia él y cómo se van destruyendo a velocidad de vértigo los lazos afectivos que les unían. La otra víctima es el propio niño, que sin ser consciente de estar sufriendo una manipulación, piensa realmente que no se puede querer a ambos padres por igual y por ello se ve obligado a la cruel disyuntiva de tener escoger entre uno o el otro.

Desde Divorcios Vaello queremos decirle que no está solo ante la Alienación Parental. Sabemos cómo se siente y mediante nuestra dilatada experiencia le ayudaremos a superar este duro trance de forma legal, productiva y sobre todo humana.

En primer lugar tengamos una entrevista sin compromiso, nuestro equipo de psicólogos evaluará el nivel de Alienación  Parental en el que se encuentra su hijo (leve, moderado o grave), y procederá en consecuencia, ya sea pidiendo un cambio de custodia para impedir que el otro progenitor siga con su campaña de desprestigio, o bien incluso tomando acciones penales para que el progenitor manipulador responda penalmente por su comportamiento.

No lo dude más, llámenos al 93 1000 450 y ponga fin al sufrimiento.

Show Comments

Comments are closed.