Abogados divorcio Barcelona

Divorciarse aunque parece algo común no es fácil. Da igual quién ha tomado la decisión, si ha sido por mutuo acuerdo, o bien solo una parte de la pareja está conforme.
Lo importante es tener en estos momentos de tu vida alguien con el que poder contar, que te ayude durante el proceso y vele por tus intereses.

Queremos ayudarte a superar el divorcio y lo más importante que vuelvas a sonreír, por eso ponemos a tu disposición todos nuestros recursos como abogados de divorcios Barcelona, formación y experiencia para que divorciarse sea un paso más para conseguir una vida llena de éxitos.

Queremos facilitarte el proceso de ruptura, tanto sí las dos partes están conformes como si uno de los cónyuges no acepta el convenio regulador y hay necesidad de un divorcio contencioso, es decir que un juez dictamine cada uno de los detalles. Por eso en Divorcios Vaello estamos preparados.

Asesoramiento en cualquier situación:

  • Separaciones y divorcios.
  • Guarda y custodia.
  • Reclamación, extinción y modificación pensiones.
  • Liquidación del régimen económico matrimonial.

Llama al 931 000 450 y reserva tu primera consulta gratuita.

  • ¿Has decido que ha llegado el momento de divorciarse?
  • No quieres divorciarte pero tu pareja sí ¿Qué hacer?
  • ¿Te sientes perdido/a y no sabes cuales son los siguientes pasos a seguir?
  • ¿Estás buscando un abogado que te asesore en tu divorcio pero que además te comprenda y vele por tus intereses?
divorcio

Abogados especialistas en divorcios

justicia

Te ayudamos a desenredar una parte de esta telaraña de sentimientos y emociones que puede ser un divorcio, así como la confusión jurídica sobre tus derechos y obligaciones. Si ya es complejo de por sí seguir con tu vida, no hay por qué complicarse todavía más con peleas o términos legales. Nos ocupamos de la parte legal.

Divorciarse no se trata solo de la separación de una pareja sino que detrás hay mucho más, como la toma de decisiones complicadas, la educación de los hijos, y la difícil posición económica que suelen quedar los cónyuges.

En Divorcios Vaello queremos ayudarte a empezar esa nueva fase en la que te sientas con mayores fuerzas y energías, llámanos al 931 000 450 y déjanos a nosotros la cuestión legal, para que tu te puedas centrar en un proyecto mucho más importante: vivir tu vida.

Divorcio de mutuo acuerdo

En el divorcio de mutuo acuerdo, los dos cónyuges pueden acudir a un solo abogado matrimonialista que hará las funciones de mediador, y se encargará de que el acuerdo sea el más justo posible para las dos partes, es decir la función del abogado será distinta a la habitual en que defiende a una de las partes contra la otra, en este caso su función es de mediador y por tanto defiende a las dos partes por igual, su misión es llegar a un acuerdo equilibrado y justo para los dos cónyuges atendiendo a las circunstancias personales, económicas, familiares y sociales de cada uno de ellos.

El acuerdo que alcancen los cónyuges con la ayuda del abogado consiste en la división del patrimonio común, el régimen de guarda y custodia de los hijos, eventuales pensiones de alimentos y pensiones compensatorias que deban abonarse y cuantos elementos sean necesarios para que la relación entre los dos cónyuges quede lo más claramente definida evitando así futuros conflictos.
Esta modalidad, es sin duda la más recomendada, en primer lugar porque es más económico ya que se pueden compartir los gastos de abogado y procurador, también es una vía que suele ser más rápida, pero sobre todo es la forma que conlleva menos desgaste emocional para los cónyuges y menos sufrimiento para los hijos de éstos.

En caso de que los cónyuges no confíen por igual en un solo abogado, también hay la posibilidad de que cada uno de ellos contrate a su propio abogado de divorcios, y estos negocian para llegar a un acuerdo, pudiendo tener ambos un solo Procurador o cada uno el suyo.

abogado-divorcio-mutuo-acuerdo
divorcio-contencioso

Divorcio contencioso

El divorcio contencioso suele ser la opción menos deseable, porque significa que los cónyuges no han podido llegar a un acuerdo amistoso, de modo que uno de ellos interpone una demanda que es contestada por la otra parte, dando lugar a un juicio, con intervención del ministerio fiscal si hay hijos menores de edad para vigilar que sus intereses quedan a salvo.

En esta modalidad, no es necesario que los cónyuges no estén de acuerdo en nada, sino que es posible que hayan acordado una parte, pero haya otra parte en la que no estén de acuerdo y necesiten que un tercero decida por ellos, es decir por ejemplo pueden estar de acuerdo en cómo dividir el patrimonio común, pero sin embargo no se pongan de acuerdo sobre el régimen de guardia y custodia de los hijos.
En ambos casos, el procedimiento finaliza con una sentencia judicial por la que se declara el divorcio y se establecen las medidas que regirán a partir de entonces las relaciones paterno filiales e inter conyugales.

Show Comments